Tienda de Consoladores, el blog.
TuWeb
Tienda de Consoladores, el blog.
 
Tienda de Consoladores, el blog.


Esta historia va de una pareja de homosexuales que llevaban conviviendo juntos desde hacía casi dos años en la gran ciudad de Sevilla. Era una pareja normal, el inconveniente estaba en los horarios en los cuales podían verse y en el estado anímico de ambos cuando se veían, ya que uno estaba estudiando y el otro trabajaba, lo que hacía que se vieran solo por las noches, y el que trabajaba estaba siempre cansado. Así pues, el muchacho que estudiaba siempre tenía ganas de relaciones sexuales con su pareja y esta no podía dárselas, así que comenzó a mirar la tienda erótica online para comprar vibradores.
 
Vamos a llamar al joven estudiante Juan y al muchacho que trabaja Eduardo. Pues bien, como iba diciendo, Juan comenzó a ver la tienda erótica online y a obsesionarse con todos sus productos, sobre todo con los consoladores, así que decidió comprar vibradores para él. En un principio, no le dijo nada a Eduardo para que no se preocupara. Juan comenzó a usar los vibradores que había comprado en la tienda erótica online y comprobó que se sentía más aliviado, por lo que comenzó a comprar vibradores de diferentes tamaños y estilos. Poco a poco fue gastándose bastante dinero en la tienda erótica online con eso de comprar vibradores, fue tan cantidad de dinero que Eduardo comenzó a sospechar al ver que su compañero comenzaba a no tener dinero para nada y además, estaba más tranquilo de lo habitual y menos propenso a realizar insinuaciones picaras con intención de reavivar las ganas de sexo de él.
 
Dichas sospechas se incrementaron un día que Eduardo intentó insinuarse a juan y proponerle juegos sexuales y esté se mostró neutro a dichas insinuaciones. Así que Eduardo decidió hablar claro con su compañero, ya que pensaba que le estaba engañando con otro al no haber podido ofrecerle todos los placeres que una pareja se suele dar y tenía miedo de ser engañado. Cuando se sentó con Juan, este le conto a Eduardo que había estado visitando la tienda erótica online y que comprar consoladores bera lo que había estado haciendo y por eso no tenía dinero.
 
Juan le enseño la colección de vibradores que había comprado en la tienda erótica online y le dijo que estuviera tranquilo, que él nunca le engañaría y que lo que hacía era autocomplacerse con los juguetes sexuales. Eduardo se quedó más tranquilo, no le importó que su compañero se autocomplaciera con los juguetes sexuales de la tienda erótica online, pero se prometió hacer un esfuerzo para poder tener más relaciones sexuales con su compañero.
Tienda de consoladores
La tienda para comprar consoladores

Foto